LA PARA HOY

Mucho tiempo ha pasado desde aquel año 1911, cuando doña Petrona Rodríguez de Peralta lotea y vende los terrenos que darían origen a la hoy pujante localidad de La Para; llamada entonces Pueblo Estación “La Para”, situándose en el paraje del Puesto del Medio.

Este pueblo de más de 4000 habitantes, enclavado en pedanía Castaño del departamento Río Primero de la Provincia de Córdoba (Argentina), distante 150 Km de la ciudad capital, enraíza su identidad actual en el sentido de su nombre, que significa “lluvia” en el quechua que los españoles trajeron del Cuzco hacia fines del siglo XVIII, cuando se establecieron por estas tierras, habitadas hasta entonces por aborígenes que los mismos españoles llamaron “sanavirones”.

Aquí se establecieron hace por lo menos 6000  años, y se adaptaron y evolucionaron en torno a un ambiente rico en recursos naturales, caracterizado por la presencia de ríos, acequias y espejos de agua.

En el transcurso de la primera mitad del siglo XX, y en los inicios del proceso de modernización económica y social, a los antiguos pobladores criollos, mestizos y mulatos se suman inmigrantes italianos, españoles, árabes y en menor medida judíos, franceses y ucranianos.

Los italianos plasmaron su actividad en la agricultura, y más tarde, en la década de 1940, en la actividad tambera, perfilándose como uno de los puntales económicos de la región.

La incesante vitalidad de esta localidad encuentra canales de expresión en cada una de sus instituciones, entre las cuales la más representativa es su Municipalidad, que desde su nacimiento en 1926, ha ido concretando en obras, algunos de los muchos proyectos que lleva a cabo, tales como las nuevas plazas, el alumbrado público, el arbolado urbano, el vivero municipal, la planta de composto, el hospital municipal, los planes sociales, la red de agua potable, la forestación, el cementerio, la terminal de ómnibus, el hogar de día, el CIC, los parques, el balneario municipal, la casa de la cultura, el museo histórico, el asfaltado de las calles, los planes de viviendas, sumándose a estos logros el apoyo constante a las distintas agrupaciones sociales: colegios, policía, bomberos voluntarios, iglesias, entre otros, que se convirtieron en el motivo fundamental del arraigo de una población que crece incesantemente, alimentada por nuevas corrientes inmigratorias internas y externas.

Entre las instituciones municipales, destacamos al Hispital Municipal por la cantidad y calidad de servicios que brinda y al Museo Histórico Municipal por su dinamismo y compromiso cultural

Otra institución con fuertes bases en la comunidad local, y que impregna de espiritualidad y valores trascendentales la vida local, es la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, cuyo templo situado frente a la plaza central, es el epicentro que nuclea a las capillas de las localidades de Villa Fontana, La Puerta, Las Saladas, La Quinta y Plaza de Mercedes, y las colonias de El Tostado, El Bagual, Santa Rita y Lomas del Trozo, que se mancomunan en las tareas evangelizadoras de esta amplia zona.

En el ámbito educativo, la creciente población infantil y adolescente, ve cubiertas sus expectativas de formación gracias a la existencia de dos Jardines de Infantes: “Mariano Fragueiro” y “Gabriela Mistral”; dos Escuelas Primarias: “Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield” de 1911 y  “Mariano Fragueiro” desde 1927, existiendo además varias escuelas rurales.

La enseñanza media es impartida por el Instituto Monseñor Esquiú, fundado en 1960 por el Padre Osvaldo Vidotto, cuya especialidad es la Producción de Bienes y Servicios, con orientación en la industria de la alimentación (producción, envasado y comercialización de producciones regionales).

Estos centros educativos tienen una amplia participación en todos los eventos comunitarios organizados en la comunidad: actos patrios, fiesta patronal, festejos populares, organización de exposiciones industriales, comerciales, agropecuarias y de servicios, espectáculos culturales y deportivos, etc.

Existen en la localidad dos bibliotecas de acceso público.  La principal y más importante, es la Biblioteca Popular “La Para” (1968), con casi 7000 volúmenes y la Biblioteca del  Museo Histórico Municipal (1997) con 3000 ejemplares. Además, las escuelas primarias cuentan con sus respectivas bibliotecas, de gran volumen e interés.

Con respecto a la distribución de energía eléctrica domiciliaria y alumbrado público, La Para cuenta desde 1958 con la Cooperativa de Electricidad, Vivienda y Servicios Públicos, que además brinda a los pobladores la posibilidad de estar comunicados e informados a través de un canal con programación local y regional, y con el mundo todo, a través del servicio de Video Cable e Internet.

Otros medios de comunicación son las FM “Laguna del Plata”, "La Para" y “Ritmo”, y los periódicos regionales “La Zona”, editado en Balnearia; "El tiempo de dos provincias" , editado en San Francisco y "Portal del Interior", editado en Córdoba.

En cuanto al comercio, la población se abastece con una amplia oferta comercial en todos los ramos, una variada red de servicios y toda una gama de profesionales.

Se cuenta con sucursal del Banco de Córdoba, con una filial de la Federación Agraria Argentina y con dos Clínicas Privadas.

La actividad industrial esta encabezada por la fábrica de aberturas, cortina y postigos de madera “Abert-Cor”, y la Fábrica de Ataúdes, siguiéndole en importancia las metalúrgicas, los cortaderos de ladrillos, las envasadoras y extractoras de miel y cera y los productores de verduras y carnes.

Desde 1990, se cuenta con la presencia de dos Asociaciones Mutuales: “Sportivo Belgrano” (1991) y “Sociedad Cultural” (1993), las cuales brindan una importantísima red de servicios solidarios, y apoyan el desarrollo de otras instituciones deportivas, culturales, educativas, de salud y sociales.

Estas mutuales son hijas de los clubes deportivos “Centro Juvenil Agrario Cooperativista Sportivo Belgrano” (1945) y “Sociedad Cultural y Sportiva” (1947) respectivamente.

Los coros vocacionales de adultos y niños de Mutual Sportivo Belgrano y el taller de teatro del Club Sociedad Cultural, junto a las agrupaciones gauchas, a la Academia de Artes "Suelo Vivo" y a las Casa de la Cultura, constituyen otras columnas vertebrales de la dinámica cultural de La Para.

Todo este dinamismo se desarrolla día tras día en esta localidad ubicada en la región de Mar Chiquita, rica en recursos naturales, y donde se está desarrollando una importante actividad turítica.

El Balneario Municipal “Bahía de Ansenuza”, ubicado en las costas de la Laguna del Plata, brinda desde 1997, una interesante cantidad de servicios para los turistas que llegan de a miles en el verano  a bañarse en sus saludables aguas, o en invierno a practicar la pesca deportiva.

Para concluir, es menester aclarar que los parenses reconocen desde sus inicios el valor de la diversidad en su diario convivir y accionar, lo que hace que esta comunidad crezca integralmente, conformada por personas que reconocen en la solidaridad, la participación y el compromiso, los principales valores humanos. 

Prof. Ángela Rosa Alegre